viernes, 16 de abril de 2010

Casi se quedan sin blog


Ayer al salir de dar clases caminaba bajo la lluvia rumbo al trabajo.

Al promediar la cuadra (según la foto venía de derecha a izquierda) me percaté de que el semáforo cambiaba de color y el hombrecito verde se transformaba en rojo.

Para no mojarme esperando comencé a correr cruzando ya con el hombrecillo rojo.

Cuando pasaba por la mitad de la senda peatonal que se observa en la foto sentí un BUM.

El primer instinto fue detenerme para ver qué pasaba. Pero seguí por miedo a la luz verde que permitía el paso.

Al llegar a la vereda (al apoyar el pie literalmente) me doy vuelta y veo desplomarse el árbol (el BUM fue una rama que cayó primero) de la foto sobre la camioneta azul.

Todo fue cuestión de segundos.

La lluvia y una infracción peatonal hacen que hoy escriba esto.

Dios no me quiso muerto todavía.

Queda blog para un rato más.

Natalio

Pd: la foto es de la noticia reportada por La Razón.

12 comentarios:

AleMamá dijo...

Con todo respeto, Natalio, pero la suerte que has tenido se llama como bien sabes: PROVIDENCIA DIVINA, par aque tus niñas puedan tenerte otra buena temporada.

¿No te dieron ganas de arrodillarte ahí mismo?

Un abrazo por tenerte en el blog.

Diego dijo...

Felicidades.
¿Sabés que es gracioso? Que justo, exactamente en el momento en que estoy leyendo esto suena en mi PC:

"Y cuando pasó el tiempo
alguien se preguntó
a dónde fue a parar Natalio Ruiz,
el hombrecito del sombrero gris".

Saludos,

S.A.

Juan Ignacio dijo...

Vuelto a nacer, sí señor.
Qué "alivio".
Cualquier comentario queda chico...

Aunque no pongas como salvadora a la lluvia, sino solo a la infracción. Sin lluvia no hubiera habido caída de árbol.

¿Esto es capital? Macri también te debería agradecer.

Ruth dijo...

Gracias a Dios que seguimos teniendo al Hombrecito Gris!

Mary Lennox dijo...

Sí Mamma mía!!!! Que haríamos si no!!! Quien nos daría respetos!!!!
Fuera de broma, como nos deja boquiabiertos el trabajo de nuestros angelitos de la guarda!!!
MS

Terzio dijo...

Me alegro, hijo: Tienes un Ángel Custodio estupendo. Esta vez te has dado cuenta, otras veces nos libra el Señor y ni siquiera lo notamos. Ya sabes que "...no duerme ni reposa el Gyardian de Israel".

Analía dijo...

el comentario de Juan Ignacio me disparó un pensamiento: las "infracciones/equivocaciones" no son pa andarlas festejando (eso es claro), pero cuántas veces nos "salvan" en el marco de un plan mayor.Digo, algunas cosas vividas equivocadamente se vuelven a veces la manera de llegar a un lugar de "salvación".
(delirio en voz alta, perdón)
Me alegra que estuvieras del otro lado, y que sigas con la vida y ...el blog.
Saludos!

Fernando dijo...

Querido Natalio: muchas felicidades, me das una gran alegría (y no lo digo -sólo- por el blog, claro).

Supongo que ya te habrás preguntado qué te ha querido decir Dios con este milagro.

Enhorabuena.

Natalio Ruiz dijo...

Perdón por la demora en contestar, no me habían "entrado" los comentarios.

¡Gracias a todos! Efectivamente, como el salmo, podemos decir "Dios ha estado grande con nosotros" (digo, con uds. también porque siguen teniendo este blog tan cultural....)

La verdad es que ayer al volver a dar clases me quedé mirando el árbol (que todavía queda en gran parte tirado) y es gigante. Y lo gracioso es que apunta directamente al lugar de la esquina donde uno espera para cruzar. Como dice también el salmo "ha sido un milagro patente". Y pobre la patente de la camioneta....

Respetos milagreros.

Natalio

Javier Vicens y Hualde dijo...

Me uno a las felicitaciones. Usted acaba de dejarme un comentario y le ruego que vuelva a leer la entrada o post o como se llame actualizada.
¿Dicen tambien ustedes eso de que "a quien a buen árbol se arrima buena sombra lo cobija"?
Otra vez ¡felicidades! Y gracias.

hna. josefina dijo...

¡Impresionante!
¡Desde ya que cuánto me alegro!
Saludos.

Natalio Ruiz dijo...

Gracias Padre Javier y Hna. Josefina.

Honran este espacio con sus visitas religiosas.

Respetos. religiosos.

Natalio